lunes, 27 de febrero de 2017

Estrés: VII. Preguntas e hipótesis

Si un sistema nervioso excitado (tono vagal bajo, psoas tenso) resulta poco eficaz para el habla en escena y en general para las tareas del actor, ¿por qué la situación escénica parece resultar tan atractiva para personas con alta excitación y ansiedad? Algunas posibles respuestas, y su incidencia en los estudiantes de Arte Dramático han sido estudiadas por Dolores Galindo (2015: 217 y ss), en un terreno previamente poco conocido.

Una hipótesis podría ser que el estrés de la escena retroalimenta la excitación. En otras palabras, ¿es posible que el sistema nervioso con ansiedad se sienta bien al reconocerse en su estado habitual? Algunas teorías interaccionistas del comportamiento afirman que las personas seleccionamos o creamos nuestros ambientes físicos y sociales de acuerdo a nuestras “disposiciones, preferencias, actitudes y estilos de vida (en suma, su personalidad)” (González, J. L. y López, R. 2016: 151). 

Por otra parte, si altos niveles de excitación reducen la percepción, la calidad del desempeño en escena, y la respuesta de interacción, ¿tal vez las artes escénicas, un medio altamente relacional, satisfaga necesidades de interacción social? Se ha demostrado que la empatía, la necesidad de aprobación social, y el deseo de gustar a los demás son rasgos de los estudiantes de Arte Dramático (Galindo, 2015: 217 y ss).

Necesitamos interacciones para desarrollar las habilidades de auto-regulación de la persona y el reconocimiento de los propios estados emocionales y físicos. Algunos estudios apuntan que la búsqueda de atención, el despliegue de emociones intensificadas, y niveles altos de ansiedad –junto a otros factores–, se relacionan con falta de auto-confianza, inseguridad, y necesidad de regulación de los sistemas emocionales del apego.

Pero cabe preguntarse por el papel que cumplen los modelos sociales (económicos, culturales…). Sabemos que los modelos emocionales operan en el cerebro de manera inconsciente e irracional, y que no son modelos individuales, sino principalmente interactivos e intersubjetivos. Entonces, ¿qué papel pueden estar cumpliendo los modelos visuales, los del éxito, o los de interacción a través de las redes sociales? ¿Se busca a través de la escena una proyección, la identificación con los modelos de éxito social?


REFERENCIAS:
Berceli, D. (2015) Shake it off naturally. CreateSpace Independent Publishing Platform.
Ilgner, A. (2008) Guerreros de la roca. Entrenamiento mental para escaladores. Madrid: Desnivel.
Galindo, D. (2015) Inteligencia Emocional y Personalidad de los Alumnos de Arte Dramático: ¿Qué los Define como Actores y Directores? Tesis doctoral. Murcia: UM.
González, J. L. y López, R. (2016) Personalidad y comportamiento. Perfilación indirecta de personalidad. En: López, R. Gordillo, F. Grau, M. (2016) Comportamiento no verbal. Más allá de la comunicación y el lenguaje. Madrid: Pirámide.

Koch, Liz (2012) Core Awareness. Enhancing Yoga, Pilates, Exercise, and Dance. Berkeley: North Atlantic Books.
Myers, T. W. (2015) Vías anatómicas. Meridianos miofasciales para terapeutas manuales y del movimiento. Barcelona: Elsevier.
Porges, S. (1992) El tono vagal: un indicador fisiológico de la vulnerabilidad al estrés. Pediatrics, Vol. 90, No. 3, Septiembre 1992, pp 498-504.
Porges, S. (2011) The polyvagal theory: Neurophysiological Foundations of Emotions, Attachment, Communication, ans Self-regulation. New York: Norton&Company.
Vince, G. (2015, 7 del 12) ¿Cómo piratear tu sistema nervioso? Un nervio conecta nuestros órganos vitales y conforma nuestra salud. Si aprendemos a controlarlo, el futuro de la medicina será eléctrico. El País. Recuperado de:  http://elpais.com/elpais/2015/11/30/ciencia/1448898661_768854.html?rel=cx_articulo - cxrecs_s


No hay comentarios:

Publicar un comentario